«Éstos son tiempos inciertos.  La pandemia ha cambiado radicalmente la forma en la que trabajamos, vivimos y consumimos.  Los procesos de negocio han tenido que readaptarse a la nueva realidad en pocas semanas.  Las organizaciones se ven presionadas a mantener su nivel de actividad y, al mismo tiempo, a controlar, si no a reducir, los costes con los que operan.  Nosotros creemos que la gestión inteligente de los datos es clave para ayudar a las organizaciones a hacer más con lo mismo, o en muchos casos, con menos.

Dado el corto plazo en el que se han visto obligados a extender el teletrabajo, los equipos de TI no hay tenido tiempo suficiente para proporcionar la seguridad que requiere esa nueva realidad.  La continuidad del negocio se ha convertido en la máxima prioridad de los CIOs y, el haber dejado la seguridad de los datos para una siguiente fase, puede acabar por tener altos costes tanto económicos, como en reputación.

Con los datos dispersos en sistemas y plataformas heterogéneas para dar respuesta a una fuerza de trabajo móvil, el tiempo de inactividad, ya sea causado por un ciberataque, un corte de suministro o amenazas internas, se convierte en una de las mayores preocupaciones de las organizaciones.  Es preciso, por tanto, adoptar un enfoque integral de la recuperación de desastres para garantizar que los datos estén disponibles y accesibles en todo momento, independientemente de su localización.

CONTROL DE COSTES SIN DAÑAR LA PRODUCTIVIDAD

Por otro lado, los equipos de TI se enfrentan a múltiples obstáculos al intentar controlar los costes, puesto que deben manejar cantidades crecientes de datos.  En condiciones económicas más favorables, podrían ampliar su infraestructura, contratar administradores adicionales y extender sus renovaciones de software.

«Estar en nube se ha convertido en una prioridad para la mayoría de las organizaciones, pero sigue siendo un reto gestionar y controlar el coste de los entornos multi-nube e híbridos.»

PREPARARSE PARA EL FUTURO

Aunque muchas organizaciones creen que están más que preparadas para explotar sus datos, la realidad es que muy pocas tienen sus datos en perfecto estado. Éste es uno de los momentos clave, en el que los líderes avanzados deben tomar las riendas sobre los datos en los nuevos entornos y deben hacerlo de forma responsable, con las políticas y tecnologías adecuadas para dotar a los empleados de los recursos necesarios en todo momento. La inteligencia con que las organizaciones protejan, gestionen y aprovechen su activo más importante, sus datos, decidirá quiénes prosperarán en estos tiempos turbulentos. Nosotros lo llamamos ser #dataReady.»

EULALIA FLO | Country Manager, Commvault

0